Google+

¿Que es salud? Parte 3

¿Que es salud? Parte 2

En los artículos anteriores vimos que la salud es como una casa de tres pisos: los enfermos en el primero, en el segundo los que creen que están sanos porque no tienen síntomas, y los sanos en el tercero, sin síntomas y además con un Sistema Nervioso Central optimizado que les lleva a funcionar al 100% de su potencial. Ellos son los que viven en ese “completo estado de bienestar físico, mental y emocional, y no sólo la ausencia de enfermedades” del que habla la OMS.

Pero, ¿un Sistema Nervioso Central que funcione bien es lo único que necesitamos para estar sanos? NO. Es el requerimiento imprescindible para llegar al piso 3, pero debemos añadir otras cosas. Y, si es tan importante, alguien debe saber algo sobre esto, ¿no? Gracias a Dios que la respuesta es sí: los quiroprácticos se han ocupado del Sistema Nervioso desde 1895. Desde entonces se han dedicado a eliminar del Sistema Nervioso Central cualquier interferencia a fin de que el cuerpo pudiera recuperar el 100% de función. Desde ese momento se han dedicado a ajustar a gente que estaba en los niveles 1 y 2.

Los pacientes que estaban en el nivel 2 estaban ya preparados para disfrutar de todo su potencial de salud: ese estado de bienestar físico, mental, social y emocional. Una vez que experimentas qué es estar en el piso 3, sabes que quieres quedarte ahí.
Pero también han estado ajustando a gente que estaba en el primer nivel. Y, ¿sabéis de qué se dieron cuenta? Se dieron cuenta de que, cuando el cuerpo funciona al 100%, sin interferencias en el Sistema Nervioso, tiene la capacidad de curarse de esas enfermedades que nos hacen permanecer en el nivel 1. Todos sabemos que nuestro cuerpo es capaz de reponerse de heridas, cortes y huesos rotos, así que, ¿por qué olvidamos esto con otros signos y síntomas?

Cayeron en la cuenta también de algo que podía cambiar la perspectiva de toda la casa: las propias interferencias en el Sistema Nervioso eran con frecuencia el motivo por el que permanecían en el primer piso (enfermos). Esto significa que, cuando el cuerpo pierde la capacidad de funcionar correctamente y comunicarse con cada célula, algunas de ellas empiezan a actuar como quieren, con lo cual restaurar la capacidad de comunicación y darles tiempo para adaptarse suele ser suficiente para abandonar ese nivel 1. Está claro que, a veces, podemos pasar al primer piso en un segundo por un accidente, como que alguien nos clave un cuchillo, pero que aparezca una interferencia es bastante más común.

Los quiroprácticos empezaron entonces a estudiar las causas de ésas interferencias y, qué casualidad, resultaron ser las mismas que necesitamos añadir en positivo para permanecer en un estado de salud. El estrés físico, químico y emocional son los principales motivos de esas interferencias a las que los quiroprácticos, por cierto, llaman subluxaciones . Comer pizza, las caídas y los golpes y vivir con ansiedad, por ejemplo, pueden causar interferencias, pero el ejercicio, una nutrición adecuada y tener un propósito de vida basado en valores que llene nuestro aspecto emocional son las cosas que debemos añadir para vivir con salud. Éste es el único pasaporte al nivel 3. Puede sonar difícil, pero como en toda escalera, es cuestión de ir subiendo peldaño a peldaño. Primero hay que fijar los objetivos: ¿quitar los síntomas o mejorar salud y función? En lo que a mí respecta, prefiero centrarme en la causa y no en los propios síntomas.

En determinadas ocasiones será necesario eliminar la sintomatología, pero es importante que entendamos que no estaremos más sanos por eso. Bajo cuidado médico, tratando las enfermedades, no generamos salud. Los quiroprácticos estamos especializados en eliminar las interferencias de tu Sistema Nervioso para que tu cuerpo pueda funcionar mejor. Hablamos de funcionar mejor, no de sentirnos mejor. ¿Cuál es tu objetivo?, ¿qué es lo que quieres?, ¿en qué piso quieres vivir el resto de tu vida?

¿Que es salud? parte 1

 

<a href=”https://plus.google.com/+Quiropracticochiriquipanama?rel=author”>Google</a>

 

AUTHOR : Matthew Holstein

 

AUTHOR : DRHOLSTEIN@HOTMAIL.COM

Google+