Google+

comiendo

hijos-comer-sano¿Estás Comiendo Tan Bien Como Piensas?

(Parte2)

 

Ahora que ya tienes tu registro de alimentación, toma un momento para realmente mirar que es lo que estás comiendo. Compáralo con esta hoja y podrás identificar algunas de las áreas en tu dieta que necesitan cambios…

 

Que Comer  Esto puede ser mejor descrito con una idea. Come comidas que están cerca a la forma como Dios las hizo, o en la forma en que fueron puestas en nuestro planeta. Es el procesamiento de los alimentos lo que les roba su valor nutritivo y los aditivos lo que los hacen tóxicos a nuestro cuerpo. Los carbohidratos no son tan malos como tu piensas, es la tipo de carbohidratos – Los vegetales y frutas orgánicas frescas son carbohidratos también y son fuentes de vitaminas y minerales, fibras y proteínas (si proteínas) – Son los panes procesados, galletas, dulces, arroz blanco, pastas, cereales, tortillas y todo lo que contenga azúcar blanca, la mayoría de los jugos de frutas. Este tipo de comidas procesadas son peligrosas para nuestro cuerpo, causando alza de los niveles de insulina, y tapan el colon. Con vegetales frescos las enzimas vivas pueden ayudar a tu cuerpo a digerir y te dan más energía. Mientras que en los alimentos procesados las encimas han sido alteradas, por lo cual esas comidas terminan robando grandes cantidades de energía de tu cuerpo para su digestión, y no nos dan nada de vuelta ¡Entonces una gran parte de tu plato debe ser vegetales y algunas frutas en cada comida!

 

Sumar o Restar Cuando empiezas a cambiar la forma en que comes, solo estas añadiendo cosas buenas. En cada comida, decide a añadir vegetales, una pequeña porción cada vez o una pequeña ensalada. Empieza a llenar tu plato con mejores comidas y eventualmente éstas llenaran tu plato. Nota que tus gustos empezaran a cambiar. Cuando tú comes más saludable tus antojos por dulces y comidas procesadas disminuirán considerablemente. Solo dale un poquito de tiempo y recuerda, ¡toma meses para cambiar tu estilo de vida!

 

Come Las Cosas Buenas Primero Ahora que tienes algo bueno de comer, ¡cómelo primero! Comer tus vegetales primero no solo te ayudara a cambiar tu paladar, pero también comerás menos de las comidas procesadas en tu plato. Llenar tu estómago con ensalada primero, ayudará además a tu digestión de los otros alimentos en tu comida.

 

Hora de Comer o No Debemos comer el desayuno y el almuerzo. Es buena idea además tener un par de bocadillos durante el día, un pedazo de fruta, apio o zanahorias. Asegúrate de tomar el tiempo en la tarde después del cual tú no comes. Lo peor que puedes hacer es comer helado y luego ir a dormir.

 

Porciones Gigantes Una porción real de carne debe ser actualmente del tamaño de un mazo de barajas, y una porción al día es lo que necesitas. Ahora los vegetales y las frutas pueden ser servidas en porciones de ½ tz, y debes comer un mínimo de 7 porciones diarias, pero entre mas vegetales ¡mejor! Te debes sentir satisfecho y lleno, pero no súper lleno que sientas que no te puedes mover al final de la comida. Puede tomar un poquito de tiempo aprender este sentimiento si estás acostumbrado a comer porciones grandes. Asegúrate de que no eres una de esas personas que sientes que tienes que limpiar el plato cuando vas a un restaurante. Comer de esta manera ayudará a tu cuerpo a funcionar mejor y ¡te dará más energía!

 

¿Tienes algún amigo o familiar cuyo sistema nervioso debe ser evaluado por subluxaciones?

Déjanos saber. Será un placer para nosotros compartir los milagros de Alternative Health Center.

 

Google
Google

AUTHOR : Matthew Holstein

AUTHOR : DRHOLSTEIN@HOTMAIL.COM

Google+